Las Figuras Atigradas Imprimir

1965

Ramirez, el gran caudillo

Era un jugador con mucho temple, tenía voz de mando, gritaba para ordenar en la cancha y era pícaro en la marca. En 1961 la prensa uruguaya lo llamó El León del Centenario. Ese año, Max Ramírez hizo gala de su espíritu de gladiador y de titán.

1965

Vargas, cerebro del equipo

Fue el “cerebro” del equipo de Achumani y la gran figura del plantel en la década de los años 60. A Vargas se lo recuerda también como el jugador que salvó la vida del trágico accidente de Viloco donde murió toda la plantilla atigrada.

1965

Soliz, seguridad en el portico

El Cholo, como lo conocía la tribuna, recibió todos los halagos en Quito por la sobresaliente actuación que tuvo en la victoria de los atigrados. “Salta como un ave y cae al suelo hecho un ovillo como los perfectos goleros ”, destacaba la prensa ecuatoriana .

1971

Los goles del Zorro Bastida

A su habilidad natural le sumaba su gran capaci-dad para definir. Bastida llegó al Tigre tras la tragedia de Viloco y fue figura del cuadro de Achumani en las ediciones de 1971 y 1975. A fuerza de goles se ganó el cariño de la hinchada, que hasta hoy no lo olvida.

1978

El afamado Potente

Su llegada conmocionó el mercado de pases a nivel local, por ser un jugador que destacó en Boca. Tuvo un breve paso por el club, pero le fue suficiente para mostrar su talento. Marcó diferencia y del cuadro aurinegro volvió al cuadro xeneize.

1975

El caudillo Eduardo Angulo

Fue uno de los emblemas de The Strongest en la década de los años 70. De temperamento fuerte, el juego de Eduardo Angulo es el que le gusta al hincha del Tigre. Pese a que los resultados no lo acompañaron, sobresalió en las ediciones del 75 y 78.

1980

El talentoso Ovidio Messa

Ovidio Messa Soruco fue el gran 10 que tuvo The Strongest en la década de los años 80. Parecía un jugador lento, pero era imposible pararlo cuando encaraba hacia el arco, eliminando rivales. El yacuibeño tenía otra virtud, cubría muy bien el balón con su cuerpo.

1980

Luis Galarza, el gran capitán

Se adueñó del arco de The Strongest desde 1971 hasta 1987. A la década de los años 80 ya llegó como capitán y símbolo del club, que pudo gozar de un arquero ex-perimentado, seguro y que ordenaba desde su pórtico a todo el equipo.

1980

El caudillo Ricardo Fontana

Cuando uno se imagina cómo debe ser el prototipo del jugador de The Strongest, Ricardo Fontana es uno de los que más encaja en ese perfil. El Tano fue un defensor temperamental, pero de gran calidad técnica, al que siempre le gustaba ganar.

1990

Martinez, la gran Muralla

Eligio Martínez fue uno de los jugadores más emblemáticos del Tigre. Su fuerza y dureza en la defensa hicieron que se gane el sobrenombre de Cariñosito. Cuando el paraguayo salía a la marca pasaba el jugador y no la pelota, así se ganó el cariño de la afición.

1990

Luna, el puso el talento al club

La tradición de The Strongest es el juego duro, con garra y uno de los pocos jugadores que cambió esa tradición fue Sergio Óscar Luna, quien aportó con su talento al juego del atigrado. Fue el conductor del equipo en esta década.

1990

Jiménez hizo temblar redes

La principal virtud del paraguayo Julián Jiménez era la fuerza que le ponía para pelear los balones aéreos, con ello se ganó el respeto de los defensores nacionales y del exterior, además de los guardametas. En varias temporadas fue goleador del Tigre.

1996

El Chocolatin Castillo

Siempre estaba analizando lo que había hecho en un partido, qué errores había cometido para no incurrir de nuevo en ellos. Un día le dijeron que era el mejor jugador, él dijo que no, porque aún consideraba que le faltaba mucho y seguía luchando para ser mejor cada día.

2000

El peligroso Vidal Gonzáles

Desde que llegó al club en 1999 se identificó con la garra del Tigre. Con la casaca atigrada disputó la Copa Libertadores de 2000, en el que anotó tres goles. Fue el máximo goleador aurinegro en esa copa. Se caracterizó por ser un jugador aguerrido.

2000

Sánchez, un ícono atigrado

Óscar Carmelo Sánchez fue uno de los defensores emblemáticos de The Stronget. El cochabambino, quien falleció en 2007, disputó la Copa Li-bertadores de 2000. Le anotó un gol a Juventude, en la goleada de 5-1 en el estadio Siles.

2003

Coelho, el líder aurinegro

El defensor brasileño Sandro Coelho llegó al club atigrado en 1997. El zaguero se convirtió en un jugador clave para el equipo y un símbolo para el club. Ayudó a la institución a conseguir dos títulos nacionales. Fue una de las figuras del Tigre en el decenio copero.

2013

Chumacero, el cachorro aurinegro

Alejandro Saúl Chumacero Bracamonte a los siete años fue inscrito en la escuela atigrada Antonio Asbún. A los 16 ni se imaginaba que estaba creciendo futbolisticamente debutando en primera división. Cuando tenía 20 inició su carrera en la selección Boliviana.

Tuvo vaivenes y momentos de gloria siendo autor de 27 goles en la Liga, el primero el día de su debut (2 de junio) ante Universitario; y el último, el 22 de mayo pasado, frente a Wilstermann —con una “chilena” espectacular—, en ambos casos en La Paz, su tierra natal.

Soñando asi con ganar titulos y llegar a las competencias internacionales las cuales se hicieron realidad,Fué partícipe activo de los tres títulos consecutivos (el único tricampeonato en la Liga boliviana) obtenidos por The Strongest. y es considerado por la hinchada y el futbol nacional un ejemplo e idolo dentro y fuera la cancha entregandose integramente en cada partido y a cada ribal.

2015

Pájaro,Escobar

Pablo Escobar Olivetti, se ha convertido sin duda alguna en el actual referente del Club The Strongest, en los últimos años entró en la galería de los históricos, por actuaciones como la del Tri Campeonato, y las varias Clasificaciones internacionales de la última década.
Su actitud y compromiso con la Institución, con el Glorioso Tigre del Pueblo, lo lleva al paraguayo, naturalizado boliviano, a la categoría de IDOLO.
Los hinchas hablan de él con el mayor de los afectos y dicen que lleva incorporada en la piel “la garra stronguista”, además que se declaró hincha del Club The Strongest.
 “Soy un agradecido a Bolivia, país al que le debo todo”, expresa el mediocampista, quien en su vida deportiva en The Strongest y a la Selección Nacional lo consagran como un verdadero ícono.

 

Fuente: Página Siete - Especial Copa Libertadores