Memorias Atigradas (12) PDF Imprimir E-mail

alt“THE STRONGEST” VS. “BOLÍVAR NIMBLES” (DE ORURO):
HOMENAJE A LOS EX-PRISIONEROS, 1936

(Por Raúl Calderón Jemio)

Tomó algún tiempo, casi un año, que los soldados, oficiales y jefes bolivianos prisioneros en el Paraguay retornen después de la guerra. La repatriación en ambos sentidos, según precisa Roberto Querejazu Calvo, se acordó en enero de 1936 y efectivizó recién entre abril y diciembre de ese año.

Era un tiempo de reconstrucción del país, en el cual iniciativas cuanto recursos antes destinadas al esfuerzo bélico, fueron a los ámbitos productivos y de la educación. En las culturas y deportes, a su vez, la inquietud se reflejó, siendo “The Strongest” protagonista y Campeón paceño de 1935. Se buscaba recuperar ambiente de normalidad, a fin de transmitir ánimos a la población y hasta donde fuese posible superar la crisis vivida.

Pertinente es mostrar como emulación futbolística entre la pionera Oruro y La Paz, que se remonta a 1905, fue re-editada en la post-guerra con los mismos bríos de las primeras épocas. Sucedió mediante los encuentros denominados inter-departamentales, en los cuales el gualdinegro enfrentó a cuadros orureños de también larga historia. Significativo, asimismo, es el carácter de bolivianidad dado a dichos lances.

Para julio de 1936, cuando se instauró el socialismo militar y estaba en proceso la llegada de ex-prisioneros, la prensa paceña había anunciado que el equipo oro y negro enfrentaría en calidad de anfitrión al “Oruro Royal”. Sin embargo, se aclaró que el local primero enfrentaría al “Bolívar Nimbles Club” del vecino departamento, cronológicamente de fundación anterior a la de su parcialmente homónimo paceño. Se trataba de partido de vuelta. A la ida, había triunfado el ya “veterano” aurinegro, y el que era uno de los créditos orureños aguardaba revancha.

Cual se puede captar en los reportes periodísticos, la afición paceña esperaba los dos inter-departamentales con gran interés. Consecuentemente, no se dilató fechas.

“The Strongest” ante “Bolívar Nimbles” fue fijado el domingo 5 de julio, a horas 16:00.

El cuadro orureño llegaría por ferrocarril el día anterior. Tomando sus previsiones, comunicó que llegaría “reforzado”. Agregando expectativa, el prefecto paceño, Tcnl. Alfredo Santalla Estrella, donó un trofeo, el cual sería entregado al ganador.

A la altura del reto, “The Strongest” informó que presentaría a notables repatriados en su alineación. Se trata de dos antiguos jugadores, el célebre defensor Renato Sáinz y el mediocampista Gerardo Peláez; e igual número de incorporaciones, el arquero Vivancos y Calvi. Además, el Directorio gualdinegro decidió que el encuentro se realice en “honor” a los ex-prisioneros que retornaban. Como parte del protocolo, se planificó el 4 de julio, bienvenida al rival en la Estación Central y recepción por la noche en la cual estaría la delegación orureña y se haría un “homenaje” a socios aurinegros que volvíeron del cautiverio.

Cumplida la emocionante actividad previa, el domingo 5 el  balón comenzó a rodar en Miraflores a las 16:18. Tuvo a su cargo el arbitraje, Jacobo Waisman. El plantel stronguista formó de la siguiente manera: Vivancos, Sáinz y Terán; Urquizo, Calvi y Peláez; Echenique, Toro, Pinilla, Gamarra y Quiroga. En todas las líneas, cual se puede apreciar, estaban jugadores que se destacaron antes de la conflagración.

Sobresalió en las acciones, la fuerza combinada con experiencia de “The Strongest”, que el rival orureño trató de contrarrestar mediante entusiasmo desordenado. En el primer tiempo, ya se pudo apreciar el dominio gualdinegro, aunque acabó empatado sin goles. Será en la segunda parte, a los 12 minutos, que el anfitrión marque el gol de ventaja. Fue jugada por izquierda, que culminó en preciso tiro de volea. Esa única anotación significó la victoria del aurinegro.

No se jugó desplegando gran técnica. Sin embargo, por las circunstancias e incidencia en el estado de ánimos colectivo, se trata de una fecha de significado en la historia atigrada y boliviana.

Fuentes y bibliografía:

El Diario, julio de 1936.

Calderón Jemio, Raúl y Guillermo Mejillones, “El Tigre en la época del Centenario de la Independencia (década de 1920): Simbolismo, representatividad, proyección”, en Rosario Aguilar Medina y otros/as, The Strongest, 100 años: Memorias, fútbol, gloria y bolivianidad, La Paz, Carrera de Historia, UMSA, 2008, pp. 8-19.

 

Murguía V., Felipe, Historia del fútbol en La Paz (cronología). Homenaje al Cincuentenario de Fundación de la Asociación de Fútbol, 1914-1964, La Paz, Empresa Editora “Universo”, 1964.

La fotografía en la cual aparece el “capitán” gualdinegro, Gamarra, proviene del

libro de Murguía.

Querejazu Calvo, Roberto, Historia de la guerra del Chaco, La Paz, Librería Editorial “Juventud”, 1998.