Memorias Atigradas (10) PDF Imprimir E-mail

altPRESIDENTE “VITALICIO”:
GUSTAVO CARLOS OTERO DE LA PEÑA

(1892-1962) (Por Raúl Calderón Jemio)

Nació y radicó en Chukiyawu Marka/La Paz. Estuvo vinculado a las expresiones más profundas de la paceñidad y bolivianidad. Fue dedicado hombre de prensa, munícipe y estadista y dirigente gualdinegro. Al igual que en otras áreas a las cuales dirigió sus esfuerzos, los 12 años que encabezó a “The Strongest” resultaron altamente prolíficos en lauros, construcción institucional e infraestructura. Freddy Oporto Lens lo incluyó entre los cinco presidentes sobresalientes desde 1908 hasta 1989.

Siguiendo el perfil proporcionado por Raúl de la Quintana y Ramiro Duchén, se sabe que  joven se incorporó a El Diario en calidad de asistente, lo cual definió una de sus opciones de vida. Estuvo entre los fundadores de El Fígaro y El Hombre Libre. La mayor parte de su carrera periodística la efectuó en La Razón, donde trabajó por 15 años. Dirigió dicho medio de 1921 a 1932, contribuyendo al nivel que alcanzó. Un homenaje póstumo del matutino Presencia, destaca que se identificó con los anhelos bolivianos y que fue un referente en la comunicación escrita “informativa y de opinión”.

Del ámbito periodístico, pasó a importantes cargos en el Ejecutivo. Fue nombrado Ministro de Defensa, Economía y de Obras Públicas en época de prueba para el país.

También será Prefecto y Alcalde Municipal paceño. Visionario, se comprometió con la realización de significativas obras. Entre ellas están la culminación de la Catedral Metropolitana cuyos trabajos se prolongaron una centuria, el camino La Paz-El Alto, el moderno Club de La Paz, la comunicación Obrajes-Kalaqutu y la avenida Mariscal Santa Cruz.

Persona completa, Gustavo Carlos Otero de la Peña no descuidó la actividad deportiva como parte de una vida equilibrada. La promovió en calidad de notable dirigente de la institución oro y negro. Fue su Presidente en la post-guerra del Chaco, de 1936 a 1948.

La lista de logros ese entonces, es impresionante. Están tres campeonatos de la AFLP (1938, 1943, 1945-1946). El primero de los señalados, con carácter invicto. Cabe explicar que el torneo de mediados de 1940, se jugó en dos ruedas durante similar número de años. A todo ello, se suma triada de sub-campeonatos (1940, 1942 y 1944). Además, está el fomento a otras disciplinas, como la el tenis, el baloncesto, la natación, la pelota vasca y el ajedrez, en las cuales se obtuvo primeros sitiales al igual que en el balompié. Y la participación femenina tuvo a su vez respaldo y éxitos, lo cual constituye característica atigrada. Respecto a infraestructura, consiguió el terreno de la avenida Illimani, donde actualmente se ubica la escuela de fútbol “Antonio Asbún”. Adicionalmente, proyectó un estadio en Tembladerani, en predio que perteneció a su familia y cedió a la Institución. Ha quedado en los recuerdos, como enfatiza Santusa Marca, la celebración de los 37 años, en 1945. Aquella oportunidad se estrenó instalaciones en la última zona, en la que por algún tiempo el Tigre tuvo campos para la práctica de diversos deportes. La adversidad de la naturaleza destruyó esa obra, haciendo que la mirada sea dirigida hacia otra parte de la urbe.

Presenciaen 1962, rememora tal faceta de Otero de la siguiente manera: “Impulsor del deporte, dedicó todo su entusiasmo al Club ‘The Strongest’ del que fue Presidente Vitalicio”. Corresponde ratificar el reconocimiento y gratitud a tan ilustre directivo stronguista.

Fuentes y bibliografía:
Presencia, 8 de noviembre de 1962.
La Razón, The Strongest: 100 años de garra, 1908-2008, segunda edición, La Paz, 2008.
Marca, Santusa, “La memoria visual del equipo ‘The Strongest’”, en Rosario Aguilar Medina y otros/as, The Strongest, 100 años: Memorias, fútbol, gloria y bolivianidad, La Paz, Carrera de Historia, UMSA, 2008, pp. 22-45.
Murguía V., Felipe, Historia del fútbol en La Paz (cronología). Homenaje al Cincuentenario de Fundación de la Asociación de Fútbol, 1914-1964, La Paz, Empresa Editora “Universo”, 1964.
Oporto Lens, Freddy, “El Libro de Oro de The Strongest”, Vol. I., La Paz, Imprenta Catacora, 1989.
Peñaloza, Marco Antonio, “Centenario del Club The Strongest (1908-2008): Contexto fundacional”, en Rosario Aguilar Medina y otros/as, The Strongest, 100 años: Memorias, fútbol, gloria y bolivianidad, pp. 4-7.
Quintana Condarco, Raúl de la, y Ramiro Duchén Condarco, Pasión por la palabra. El periodismo boliviano a través de sus protagonistas, La Paz, Producciones “CIMA”, 1992.
Sempértegui, Rafael, “Hombres fundamentales”, en The Strongest 1908-2008: El Tigre amado, El Gráfico. Libro de Colección, enero de 2009, Buenos Aires, pp. 36-39.

La fotografía proviene del libro de Freddy Oporto Lens.