Memorias Atigradas (8) PDF Imprimir E-mail

altEL SEGUNDO AÑO DE VIDA (Por Raúl Calderón Jemio)

Para 1909, “The Strongest F. B. C.” ya tenía un sitial de expectativa en el balompié paceño. Institución compuesta por jóvenes en la plenitud, de sus energías y sueños, pronto se convirtió en genuino referente social.

Fundado en abril de 1908, y contando a José López Villamil, Alberto Clavel, Francisco Guachalla y Armando Elío en su primer directorio, el gualdinegro se puso al frente de agrupaciones deportivas que contaban con prestigio y respaldo estable. De esa manera, surgieron rivalidades como la que el hábil, veloz y preciso equipo tuvo con el de la “Bolivia Railway”, que presentaba jugadores de mayor físico y experiencia.

A la vez que los colores aurinegros se consolidaron, un proceso competitivo previo a las acciones fundacionales, y posiblemente entre los factores que las motivaron, fue cobrando fuerza. Se trata del que la institución stronguista tuvo con “Nimbles S. A.”, ésta última constituida el 17 de mayo de 1909, según Felipe Murguía. Los principales fundadores nimblistas fueron Jorge Valdez, Jorge y Waldo Alborta, y Alberto Cuenca.

Antagonismo simbólico entre integrantes de ambos cuadros, cual se anticipó, se remonta a épocas anteriores a su constitución como agrupaciones futbolísticas. “The Strongest” incluyó en sus filas a estudiantes del “San Simón de Ayacucho” y del “American Institute”, imbuidos de ideales modernizadores. Mientras tanto, “Nimbles” estuvo conformado por jóvenes vinculados al colegio de “San Calixto”, que combinaban principios católicos con espíritu de servicio.

Esa rivalidad juvenil, pronto se tradujo en desafíos y disputados encuentros futbolísticos, principalmente en los predios de la familia Ernst en la avenida Arce. El empeño puesto desde un inicio, hizo que los dos cuadros se conviertan en “clásicos” contendientes. El investigador de la historia atigrada, Iván Aguilar, hizo conocer que el año enfocado, fueron varios los lances correspondientes efectuados, aunque no existe registro de ellos. Lo último puede estar relacionado a la juventud de los miembros de ambas instituciones.

Entre las noticias del balompié paceño de 1909, sobresale el anuncio hecho a fines de mayo, acerca de los encuentros que se llevará adelante en julio, realzando deportivamente la celebración paceña. El nombre de José Torregiani, organizador, es mencionado y  también la inquietud de varias instituciones por prepararse e intervenir presentando sus jugadores más destacados. Adicionalmente, se pide la habilitación de un campo más adecuado, al resultar estrecho el utilizado. En junio, a su vez, se informa respecto a los partidos que enfrentaron a  “Black Hammer” y “16 de Julio”, así como a “New Players”  y “Law Players”.

Finalizando junio, fue ratificado el certamen rápido que sería efectuado durante toda una jornada de julio. Se reporta que los diferentes cuadros estaban realizando prácticas semanales, buscando llegar a la competencia en su mejor nivel. Se agrega que existía gran interés por participar, y que cada institución consideraba que era la merecedora del primer premio. En esos momentos, la competencia entre el equipo oro y negro y el nimblista debió intensificarse. 

Posterior fuente hemerográfica de 1911, recuerda que en el certamen de corta duración de 1909 efectuado en homenaje a las conmemoraciones julias, “Nimbles” quedó a la cabeza. Obtuvo como premio una “bandera”, aparentemente obsequiada por el Gobierno Municipal, que el equipo ligado al colegio de la Compañía de Jesús mantuvo en calidad de trofeo y motivo de orgullo deportivo.

El aludido premio, por decisión del Honorable Concejo de la urbe, tenía que disputarse anualmente y con carácter rotativo. Al acercarse un nuevo torneo en 1911, que inicialmente habría de efectuarse asociado a los festejos de julio y fue postergado, se insinuó la devolución de la “bandera” en poder de “Nimbles”, para que sea otorgada al equipo que resultase Campeón. Este aspecto agregó dosis de expectativa y contraposición a lo que sería el histórico enfrentamiento de las escuadras calixtina y gualdinegra.

Seguramente hizo que la stronguista busque revancha lo más pronto posible. Y la encontraría con creces, luego de dos años, el gratamente recordado 1911.

Fuentes y bibliografía.
El Comercio de Bolivia, mayo-junio de 1909.
El Tiempo, julio de 1911.
Bonsoir, “A su ejemplar perseverancia debe ‘The Strongest’ el decanato entre las sociedades deportivas”, en Última Hora, 8 de abril de 1958, p. 8.
La Razón, The Strongest: 100 años de garra, segunda edición, La Paz, 2008.
Murguía V., Felipe, Historia del fútbol en La Paz (cronología). Homenaje al Cincuentenario de Fundación de la Asociación de Fútbol, 1914-1964, La Paz, Empresa Editora “Universo”, 1964.